En las economías avanzadas se ha estimado un crecimiento de 1,9% en 2019, 0,1% más que en el informe del FMI publicado en abril correspondiente al primer trimestre del año en curso; mientras que se reduciría 0,4% menos en 2020 con respecto a dicho informe. Las tasas de crecimiento serían de 4,1% y 4,7% en 2019 y 2020, respectivamente en las economías de mercados emergentes y en desarrollo (EMED). En la misma línea, para África subsahariana se pronostica un crecimiento de 3,4% en 2019 y de 3,6% en 2020.

A pesar de la fuerte subida de los precios del petróleo observada hasta abril, las presiones sobre los costos han sido moderadas, por los aumentos salariales reducidos. Por lo tanto, el nivel general de inflación ha permanecido moderado en la mayoría de las economías avanzadas y de mercados emergentes.